- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

Por ALBERTO VIZCARRA OZUNA

***

La milenaria alegoría de la Caverna de Platón, no se desgasta como recurso magisterial para prevenir al hombre del persistente engaño que con frecuencia lo llevan sus propios sentidos. El filósofo griego escenifica una caverna, en donde han permanecido, sin conocer la luz, un grupo de esclavos. Tras sus espaldas se enciende una fogata; entre ellos y el fuego se pasan imágenes de objetos y figuras que se proyectan sobre el fondo de la caverna hacia donde los esclavos mantienen su mirada. Los esclavos, admiten esas sombras como la única realidad.

Una invitación elocuente a no formular conclusiones solo en base a lo que ves o a lo que sientes. Mensaje indispensable para los bandos que se han conformado en torno a la interpretación de los resultados electorales del pasado 6 de junio. Se han hecho mapas que se colorean para indicar los avances de una fuerza electoral y de otra; y en base a ellos se presumen controles políticos, territoriales y presupuestales, incluso la presunción de quien tiene bajo su égida a un mayor número de habitantes. Y luego proyecciones de estos cuadros hacía la próxima elección presidencial del 2024.

El debate de los bandos, no está muy lejos de emular la condición de los esclavos que permanecen absortos observando el movimiento de las sombras al fondo de la caverna y admitiendo que ese es el mundo real. La polarización ideológica alimentada por los opositores a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador y por el mismo presidente de la república, en su choque, crea un punto oscuro que oculta el hecho estricto de que el país vive momentos en los que no se gobierna por los que ganan o pierden posiciones electorales.

Lo que realmente controla a la nación, es una estructura bancaria internacional y un sistema financiero cuya condición de bancarrota le impone a los países –como lo ha hecho con México durante el largo período neoliberal, incluyendo los tres primeros años del presidente López Obrador- políticas restrictivas que suprimen la posibilidad de que el gasto público funcione como un incentivo de fortalecimiento del mercado interno y del crecimiento económico nacional.

En el campo ideológico, los bandos contendientes, enseñan las uñas y se desgarran las vestiduras. Pero una vez sentados frente a los grandes dogmas neoliberales y sus políticas macroeconómicas, deviene el milagroso consenso en el que todos confiesan su lealtad a las fuerzas del mercado. En el discurso presidencial, el neoliberalismo dejó de ser un conjunto de normas de política económica y se convirtió en un simple sinónimo para calificar a la corrupción administrativa. Al oponerse a tales políticas el presidente no ofrece más que un paquete ampliado de asistencialismo social y redistribucionismo del ingreso.

La discusión sobre el presupuesto es el reflejo incuestionable de la complicidad de los opuestos. Los mismos que se acusan de derechistas, de comunistas, de fascistas, de golpistas, se dan la mano con cordialidad a la hora de admitir la ortodoxia neoliberal como el único recetario de administración de la crisis: el imperativo es mantener finanzas públicas sanas, equilibrio presupuestal y una política monetaria sujeta a los intereses especulativos que gobiernan al Banco de México.

En consecuencia, en los últimos tres años el presupuesto público federal, nominalmente ha registrado variaciones casi imperceptibles y se mantiene estancado en un promedio de 6 billones de pesos. En términos reales, si se admite la inflación reconocida oficialmente, este presupuesto ha decrecido. Con esta política el país se desarmó frente a la crisis y la única forma de mantener en pie los proyectos como Dos Bocas y el Tren Maya, ha sido con un agresivo paquete de recortes que ladean a la economía nacional al retirarle flujos de inversión a los estados y municipios, a la educación, a la salud y al sector primario, por solo mencionar algunos.

Esta es la realidad. Cuando veas a los que se pelean sobre la originalidad de las sombras, no agarres bando.

- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí