- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

Por JESÚS RAMÓN SÁNCHEZ CASTILLO

***

¿Será que el paradigma de la patología celular de Virchowd¹, que sostiene que toda enfermedad se pudiese explicar por medio de procesos patológicos en o cerca de las células, se sigue acreditando hoy y así permanecerá, por el deseo de los médicos sintomáticos?

Que tal estimados lectores con el placer de saludarles y tener la oportunidad de seguir compartiendo con ustedes, estos aprendizajes relacionados con el enfoque de un nuevo paradigma en el tratamiento en la recuperación de la salud.

Continuamos:

El osteosarcoma.

Lo que es diagnosticado con el nombre de osteosarcoma es una excrecencia relativamente insignificante en fase de reparación. El sarcoma no sólo no tiene nada que ver con un carcinoma que prolifera siempre en la fase activa de un conflicto, sino que incluso desde el punto de vista embriogenético es totalmente distinto: el carcinoma proviene del ectodermo y del endodermo, mientras que el sarcoma lo hace del mesodermo. El conflicto correspondiente al sarcoma es siempre una autodesvalorización, en vías de reparación: cuanto más grave es la autodesvalorización, más afectado se ve el esqueleto por osteólisis. El osteosarcoma es la recalcificación del hueso. Según Hamer, no existe ninguna diferencia entre un callo óseo que se forma después de una fractura y un osteosarcoma, el cual no tiene necesidad de ningún tratamiento a menos que la proliferación excesiva no comporte problemas desde un punto de vista funcional o estético; en cambio, hace notar que en su fase de reparación la biopsia es extremadamente peligrosa porque el cerebro la vive como un “ataque” que resuelve a continuación; de ella deriva una cicatrización continua y el sarcoma se vuelve cada vez más grande.

LA LEUCEMIA.

En un seminario de 1990, Hamer observa que en la fase de resolución de profundos conflictos de infravalorización, a grandes lisis óseas seguirán grandes recalcificaciones que requerirán una mayor cantidad de células sanguíneas; una leucemia, concretamente. La leucemia es una fase de reparación que se detendrá al término de este proceso. En el momento de la solución del conflicto se está en presencia de una vasodilatación y por tanto la masa de suero circulante aumenta produciendo así un efecto de dilución, de modo que el número de los elementos propios de la sangre resulta inferior al real; a la verdadera anemia se suma una pseudoanemia. Entonces se interviene, normalmente, con transfusiones de sangre para aumentar artificialmente la tasa de hemoglobina, al creerla insuficiente; pero sí se tiene en cuenta una masa vascular normal (tal como era antes de la vasodilatación) se llegaría a una tasa de hemoglobina muy superior a la que resulta de la vasodilatación producida. A consecuencia de las transfusiones, el paciente vive un conflicto relativo a la sangre: este tipo de conflicto (que puede ocurrir a la vista de un charco de sangre, de una transfusión, de una diálisis, etc.) desemboca en una necrosis del bazo y en una trombocitopenia (una reducción drástica de las plaquetas, de los elementos coagulantes). Todas las veces que hay una herida, una hemorragia, se produce una reacción natural de movilización de las plaquetas que van a llenar la herida y, por consiguiente, una disminución de las plaquetas en circulación: las plaquetas abandonan el volumen circulante para ir a reparar. De nuevo transfusiones de sangre, de plaquetas, que según Hamer podrán incluso conducir a la muerte del paciente. Por lo que se refiere a los niños que nacen con leucemia, estamos siempre en presencia de una fase de reparación consiguiente a un conflicto de autodesvalorización que se ha producido durante la vida intrauterina. Cuando un niño en el vientre materno permanece enredado en el cordón umbilical y siente que se ahoga, o cuando siente ganas de “salir” pero no consigue hacerlo, entonces vive un conflicto de autodesvalorización que resolverá en el momento del nacimiento pasando a la fase de vagotonía: la leucemia es entonces la reparación, mientras que la fase conflictiva es intrauterina.

Hasta la próxima.

***

El autor es Ingeniero Agrónomo por la UAS; Licenciado en Economía por la UAN; Licenciado en Comercio Internacional por El IPN. Con una certificación en Facilitador de procesos de cambio con PNL, por la ESPNL: una certificación internacional en Coaching con PNL, por la ESPNL; una certificación internacional en Hipnosis rápida, por la Escuela 360, de España.

Contacto:

Cel. 722 131 28 25. Facebook

Correo: sanchez.castillo03@gmail.com

- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí