- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

Por SANDRA RUIZ

***

Hola mi nombre es Liliana y esta es mi historia.

Un día sábado de mayo me levanté muy temprano a limpiar el patio, era el bautizo de mi bebé de 11 meses, mi esposo dormía, había llegado a las 3:30am como era costumbre cada fin de semana, siempre con aliento a alcohol.

Había una mesa de madera en el patio muy pesada , intenté moverla para limpiar debajo y no pude, iba pasando un vecino de las calles de abajo, no cercano, pero muy amable y me ofreció ayuda , no duró ni 2 minutos , la movió y se fue, cuando de repente veo a mi esposo parado en la entrada de la casa, viendo muy fríamente, la verdad me dio muchísimo miedo, nunca me había golpeado, pero solía humillarme, me decía cosas muy hirientes sobre mi físico o si la comida no era lo que esperaba, me gritaba groserías horribles, me aventaba lo que tenía cerca si se molestaba , yo siempre creía que estaba estresado, que ya pasaría, que algún día simplemente ya no lo haría, no siempre era así, incluso nos compraba cositas o nos llevaba a pasear.

Mi madre no lo quería porque yo a ella le platicaba todo, me decía una y otra vez que lo dejara, que buscara ayuda. Creí que podía lidiar con eso.

Ese momento en el que me observaba fijamente, parado en la puerta…. me dijo, entra.

Mi corazón latía muy fuerte y tenía muchísimo miedo, pero entré, le dije “¿quieres algo de desayunar?”

Eran aproximadamente las 6:00 am, me contestó “que pases pendeja, ¿no te estoy llamando?” ¿Estás idiota o qué?

Cuando entré me tomó de los cabellos y me arrojó al piso, me gritó “en mi cara estás con tu amante” y le contesté «nooo ese hombre solo pasó y me ayudó”

Ni siquiera tenemos una reja o puerta, simplemente es la calle nuestro patio. Fue un hombre amable eso es todo, tomó a mi bebé que dormía en una cunita en la sala y me dijo “jamás volverás a verla” “no creo que sea mía”.

Yo le gritaba que por favor, por piedad, no le hiciera daño que me hiciera a mí lo que quisiera! Pero no a ella le suplicaba.

Yo estaba tirada en el piso, me pateó en la cara, solo sentí como me golpeó la cabeza en una mesita de vidrio y se encerró en el cuarto con mi bebé, llamé a mi madre y apenas podía decirle lo que pasaba, me salía mucha sangre y ella me dijo “llamaré a la policía” “voy para allá”……

No sé cuantos minutos pasaron…. llegó mi madre acompañada de unos policías, ella entró corriendo y ellos le pedían a mi madre que no lo hiciera, que esperara, pero ella los ignoró por completo, entraron y mi madre gritaba desesperadamente, con tanto dolor, mientras ellos le pedían que saliera de ahí, corrieron al cuarto patearon la puerta y ahí estaba mi bebé boca abajo, él le había quitado la vida con una almohada….. Nunca debí pensar que el cambiaría, nunca debí pensar que mi hija necesitaría a su padre.

Testimonio de Gabriela, madre de Liliana.

“La casa está vacía, nadie entra ya”

Yo pago los recibos pero jamás puedo entrar” los vecinos dicen que se escucha llorar un bebé y ha escuchado gritos de dolor de Liliana, algunos afirman haberla visto cargar a la bebé por la ventana.
Esto nos destruye a todos, saber que sufre, pero es a la vez un consuelo saber que están juntas.

¡ELLOS NUNCA CAMBIAN!, VETE A LA PRIMERA, ¡SIEMPRE A LA PRIMERA!

-A la primera que te diga que no te arregles, a la primera que te menosprecie en público o en privado.

– La primera vez que te demuestre que tú tienes más obligaciones y menos derechos que él.

– La primera vez que te preguntes por qué siempre tienes que insistir para hacer algo junto.

– Vete en la primera vez que en medio de una discusión le pegue a la pared o a un mueble.

– La primera vez te vea divirtiéndote y te corte la diversión.

– La primera vez que te vea brillando y no lo soporte.

– La primera vez que lo veas admirando a una mujer vestida con esa misma ropa que él no te deja usar.

– La primera vez que te diga «‘Yo soy así, y si quieres”.

– La primera vez que te diga «¿Tan arreglada vas a ir?».

– Vete cuando te aplaste el ego.

– Cuando te mate los sueños.

– Cuando se ría de tus ideas.

– Cuando no le importe si lo esperas.

– Cuando se burle y minimice tus planes.

– Cuando te mienta.

– Cuando te controle.

– Cuando le cueste acompañarte.

– Cuando te insulte.

– Cuando te humille.

– Cuando minimice lo que te duele.

– Cuando te rompa.

– Cuando te culpe.

Por favor… no aguantes, VETE a la primera, siempre a la primera.

TU VALES MUCHO…

***

La autora es Lic. En Psicología por la UNAM; Lic. En Derecho por la Unison.

Contacto:

Facebook: https://www.facebook.com/SANDRA RUIZ

Twitter: https://twitter.com/@RUIZCAST

Correo: slrc2206@hotmail.com

- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí