Diario La Verdad
Image default
Opinión

Versatilidades | El cigarrillo electrónico

POR ARTURO MUÑOZ


Hasta hoy, existe mucha controversia sobre el origen del cigarrillo electrónico. Se habla de que los chinos fueron los primeros en usarlo en 1903, sin patentar este producto. Sin embargo, se habla que un farmacéutico chino de nombre Hon Lik, fue el que patentó este tipo de cigarrillos en 2003 y al año siguiente este chino fue la primera persona en fabricar y vender este producto en su país y después a nivel mundial.

También se habla que fue Herbert A. Gilbert, que tuvo la idea de crear un dispositivo electrónico para fumar en 1963 y que presentó una patente en el año 1965, pero nunca se fabricó ni se vendió.

La idea detrás de los cigarrillos electrónicos era crear una alternativa más segura, económica y sin los problemas que causa el cigarro tradicional y a la vez que lograra satisfacer las necesidades de los fumadores, pero sin la afectación que ocasiona el humo del tabaco.

De esta forma, a priori puede parecer un invento a medias o frustrado para su uso. Pero tenemos que poner de contexto, que en aquellos tiempos fumar era muy común y además era totalmente aceptado por la sociedad y se podía fumar en cualquier lugar.

La invención del cigarrillo electrónico a base de nicotina líquida, se basó en la idea de que fumar cigarros electrónicos fuera lo más placentero y menos dañino para el organismo.

De hecho, los cigarrillos electrónicos contienen nicotina, la cual es una sustancia sumamente adictiva, pero sin alquitrán, el humo y los más de 6000 productos químicos tóxicos que están presentes en el tabaco.

Los cigarrillos electrónicos empezaron a usarse con más frecuencia en 2003 y hasta la fecha se siguen usando pero con menor frecuencia.

Los cigarrillos electrónicos hacen vaporizar la nicotina, pero sin humo, y se le agregan además saborizantes y aromas artificiales, de tal manera que los usuarios de este tipo de cigarrillos, lo que hacen inhalar las sustancias que están consumiendo.

Se han hecho cientos de estudios sobre este tipo de cigarrillos, llegando cada vez más en conclusión que son tan dañinos como los cigarrillos comunes, sin embargo, las empresas tabacaleras no están dispuestas a dejar este lucrativo negocio. Los cigarrillos electrónicos, lo que hacen es calentar un líquido que contiene nicotina y otras sustancias, convirtiéndolas en un spray y/o vapor que pasa al aparato respiratorio con graves consecuencias. Aunque el término vapor o spray suena inofensivo, no lo es, pues no es vapor de agua y es sumamente perjudicial.

En una palabra, los cigarrillos electrónicos son tan tóxicos como los cigarrillos normales, ya que despiden alrededor de 6000 sustancias tóxicas como ya se mencionó. Al respecto, la Organización Mundial De la Salud (OMS) no aprueba el uso de los cigarrillos electrónicos y ha advertido que este artefacto provoca daños como lo es el enfisema pulmonar, cáncer de garganta, pulmón y vejiga.

El decreto emitido recientemente por el Gobierno Federal de prohibir fumar en lugares públicos, podía frenar un poco esta adicción. También hay que señalar, que el uso del cigarrillo electrónico, tiene tendencia a ser usado en niños y adolescentes.

En conclusión, el fumar cigarros electrónicos, no exime a las personas que lo usen de padecer todas las afecciones que el tabaco produce.

Noticias relacionadas

Deja un comentario