Diario La Verdad
Image default
Opinión

Caso Mondragón

POR JUAN MANUEL ESCALANTE


El 15 de diciembre de 2004, el menor Ismael Mondragón ingreso al Hospital Infantil del Estado de Sonora para ser atendido y donde le practicaron una cirugía craneal, tiempo después de practicada la misma el menor falleció a consecuencia de una atención médica negligente.

A partir de entonces, el padre de la víctima inició un arduo y largo camino por diversas instancias judiciales y administrativas en búsqueda de justicia por el acto irresponsable que generó el fallecimiento de su menor hijo de apenas 1 año y 11 meses de edad.

En junio de 2007, después de acudir a diversas instancias locales y federales, Edgar Mondragón presentó una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, siendo que dicha Comisión dio trámite a la misma hasta el 2012. Después de varias acciones dentro del procedimiento, en agosto de 2016 el Estado Mexicano solicita iniciar el trámite de una Solución Amistosa para concluir el caso.

Con base en ello, en marzo de 2018 el Estado Mexicano celebra un Acuerdo de Solución Amistosa con los familiares de la víctima, estableciendo en dicho acuerdo varias medidas y acciones que el Gobierno del Estado de Sonora debería cumplir de forma inmediata.

Además de la correspondiente indemnización por los daños materiales y morales que provocaron el actuar negligente de la autoridad, se acordaron realizar una serie de acciones por parte del Gobierno del Estado como parte de la reparación integral del daño ocasionado.

“El ESTADO MEXICANO realizará un acto público de reconocimiento de responsabilidad y disculpa pública en el que reconocerá. que Ismael Mondragón Molina falleció a causa de mala práctica médica, atribuida a personal médico del Hospital Infantil del Estado de Sonora.”, señala el acuerdo. Además, “Con la finalidad de honrar la memoria de Ismael Mondragón Molina, el ESTADO MEXICANO, en particular las autoridades de salud de LA ENTIDAD’, realizarán las gestiones para la colocación de una placa y busto en el Hospital Infantil del Estado de Sonora, misma que contendrá una leyenda conmemorativa.”

A pesar de que el Acuerdo establece que el cumplimiento al mismo debía realizarse a más tardar seis meses posteriores a su celebración, fue apenas hace unos días que se llevó a cabo el acto de reconocimiento de responsabilidad, disculpa pública y develación de busto en memoria del menor Ismael Mondragón en las afueras del Hospital Infantil del Estado de Sonora.

19 años tuvieron que pasar para que las Autoridades repararan los daños ocasionados por su actuar irresponsable que ocasiono el fallecimiento de un menor de edad, hoy queda registro y evidencia en el Hospital Infantil de Sonora que fue en esas mismas instalaciones donde se actuó de forma negligente en una atención médica a un menor de edad.

El caso trágico antes narrado nos debe llamar a la reflexión tanto a las autoridades como a los ciudadanos en dos aspectos importantes; siempre será importante la revisión constante de los protocolos para la atención de los pacientes a fin de evitar lo más posible prácticas negligentes, sobre todo tratándose de menores de edad y, justicia tardía no es justicia, 19 años para reconocer y pedir disculpas es demasiado tiempo. Esperemos que haya mejora en ambos temas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario