Diario La Verdad
Image default
Opinión

Archivo Confidencial | 10 posibles errores mortales de “Va por México”

POR ARMANDO VÁSQUEZ A.


No importa quien sea el candidato de la alianza “Va por México”, lo que sí es que deberá surgir de preferencia antes del quince de marzo si se quieren alcanzar o empatar las pre campañas corcholateras que llevan un año de ventaja.

El primer error mortal sería retrasar la designación pretextando la espera de los resultados estatales pues gane o pierda el PRI su carga negativa general no se reducirá sustancialmente. A su vez, esperar para julio-agosto a que Morena se defina por Claudia Sheinbaum y en consecuencia decantarse por una mujer para enfrentarla, sería perder medio año.

El segundo error mortal sería decidirse por una consulta popular. Se perderían horas hombre y recursos económicos valiosos de manera innecesaria. Además, no garantiza el triunfo final.

En 1987 el Partido Mexicano Socialista abrió su proceso de selección a la ciudadanía en general. Con 55% de los 217 mil sufragios, Heberto Castillo le ganó a Eraclio Zepeda, Ricardo Becerra Gaitán y Jesús Hernández Delgadillo. Luego, diez meses después, dimitió en favor de Cuauhtémoc Cárdenas, sumándose al Frente Democrático Nacional.

En noviembre de 1999 el PRI realizó también una votación abierta. Participaron 10 millones y se eligió a Francisco Labastida Ochoa ganándole dos a uno a Roberto Madrazo y lejos a los otros aspirantes: Manuel Bartlett y Humberto Roque Villanueva. El costo del experimento fue de 500 mdp. Vicente Fox fue electo por el PAN en una decisión en la que participaron 110 mil personas. https://bit.ly/3Hob5qK

En la derrota final influyó la posterior falta de unidad por aquellas heridas que no sanaron debidamente y que llevaron a conformación de equipos de trabajo que fallaron. Es el riesgo mayor de este tipo de auscultaciones.

Tercer error mortal, considerar que el país no está dividido y que es posible, en unos meses de campaña, generar mediante el discurso, su unidad, integración o reconciliación de México tal y como piensan y han externado Santiago Creel, Mauricio Vila y Ricardo Monreal.

El gobierno federal ha utilizado durante cuatro años dos herramientas eficaces: los programas sociales para asegurar un voto duro y las mañaneras de López Obrador que radicalizan la división entre mexicanos al diferenciarlos como buenos y malos, amigos y enemigos, patriotas y antipatriotas y un largo etcétera por todos conocido.

Negar esta realidad y realizar una campaña idealista que requiere de años y altos costos, es dirigirse al fracaso.

Cuarto error mortal de la alianza, preponderar la designación de candidaturas e ir postergando –como ocurre en este momento–, la búsqueda por la presidencia de la República. El PAN no ha mencionado la conformación de un cuerpo de especialistas para desarrollar la metodología ajeno al resto de los aspirantes o bien, establecer una fecha límite para dar a conocer el surgimiento de quien encabece el esfuerzo por la silla presidencial o hacerse a un lado si no lo cumple en tiempo y forma, vaya, no se ha dado a conocer un perfil de quien debería ocupar esa responsabilidad.

Y es que las decisiones del día a día mata. Hay que recordar que en 2024 se renovarán 128 senadores, 500 diputados federales, así como nueve gubernaturas, 30 congresos locales y cerca de dos mil ayuntamientos.

Quinto error mortal, considerar que Morena tiene ganada la presidencia de la República con cualquiera de sus candidatos y en base a ello tender puentes secretos que aseguren su sostenimiento y sobrevivencia como partido político y una vez hecha esa negociación –cualquiera de los partidos–, limitar, imponer, extenuar e impulsar la traición, desasosiego e inconformidad en el futuro y próximo equipo de campaña del candidato aliancista.

Sexto error mortal, que el PAN trate tanto al PRI como al PRD como amigos leales al cien, sin comprender que en toda negociación todos los inmiscuidos deben perder una parte de su esencia para que todos ganen. Es la regla: todos pierden, para que todos ganen. Si no se comprende adecuadamente esto en el corto plazo la alianza comenzará a generar fisuras que crecerán conforme al paso de las semanas y cuyos malentendidos quitan tiempo y generan enconos.

Séptimo error mortal, conformarse conjeturas premeditadas que afecten a cualquiera de los aspirantes sean del partido equis o generados por la sociedad civil y en base a ello diseñar una convocatoria que estigmatice, perjudique, lastime o preferencie a quienes levanten la mano.

Octavo error mortal, si ya saben que todo aquel posible candidato es acremente atacado desde Palacio Nacional –Lilly Téllez, por ejemplo, con sus amenazas de muerte–, una vez electo deberá contar de inmediato con todo el apoyo financiero, logístico-operativo para que no sea derrumbado y aguante los embates a los que se verá sometido en ese lapso que se requiere para ajustar el equipo de trabajo.

Noveno error mortal, dar un tiempo de espera a personajes u otros partidos políticos en lo que deciden si se unen o no a la alianza tri partita. El tiempo perdido hasta los santos lo lloran.

Y décimo error mortal, caer en la tentación de que el candidato electo palomee a otros aspirantes a puestos diferentes de elección popular y con ello se desfocalice su objetivo que debe ser claro, contundente y preciso en todo momento. Se requieren reglas claras desde el principio.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

***

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Noticias relacionadas

Deja un comentario