Diario La Verdad
Image default
Opinión

Un siglo, un año y tres muertes

Por IGNACIO ANAYA


¿Cuándo termina un siglo y comienza otro? En los términos cronológicos occidentales es un periodo que comprende cien años, aunque según el calendario gregoriano, que engloba a gran parte del mundo, se comienza a contar a partir del año uno. De esta manera, el siglo veinte comenzó en 1901 y terminó en el 2000. Existe otra temporalidad, si así podemos llamarle, que no necesariamente obedece a las reglas de la cronología popular: el siglo histórico. Su inicio y fin están marcados por la relevancia de ciertos acontecimientos que les dieron sentido a los procesos históricos característicos de los últimos siglos. Los argumentos y las justificaciones que se realizan desde las humanidades pueden variar según distintos factores como la disciplina, la ideología, el espacio y el tiempo. Así, por ejemplo, para un historiador del arte, el siglo veinte puede comenzar con el surgimiento de un determinado movimiento artístico y haber finalizado con otro. Cabe mencionar que siempre está presente el riesgo de forzar sucesos para marcar la temporalidad de un siglo sin una base sólida para demostrarlo.

En el plano general de la historia, se ha hecho alusión a un “corto siglo veinte”. Uno de sus mayores exponentes fue el historiador inglés Eric Hobsbwam, quien se apoyó en las ideas de sus colegas Paul Bairoch e Ivan Berend (historiadores a quienes él atribuyó el concepto del corto siglo veinte) para hacer un análisis histórico que iba de 1914 a 1991 en su obra “Historia del siglo XX” (1995). El detonador fue la Primera Guerra Mundial, mientras que la conclusión se dio con la caída de la Unión Soviética. Los años de 1900 a 1914 fueron una continuación del diecinueve y el veinte terminó en 1991, más para poner un fin que para indicar el comienzo del veintiuno. Un periodo marcado, en su mayoría, por el conflicto entre dos sistemas globales. A pesar de lo dicho, al momento de transferir esta temporalidad y los sucesos que la definen a contextos más regionales, las perspectivas cambian.

Este 2022 fallecieron Mijaíl Gorbachov e Isabel II del Reino Unido, dos personajes importantes del siglo veinte. Ambos representaron procesos protagónicos del siglo veinte, como lo fueron la Guerra Fría y los movimientos de descolonización. A ellos se les puede sumar un tercer sujeto que no es tan conocido frente a los primeros dos, en el contexto mundial, pero sí lo fue en México: Luis Echeverría. ¿Por qué el controversial exmandatario mexicano entra en esta lista? Porque representó un elemento fundamental que marcó a varias naciones dentro del contexto global, y su vigencia sigue presente en este nuevo siglo: el Tercer Mundo. Bueno, además de que también falleció en el 2022. Su idea de convertirse en un líder de los países tercermundistas ejemplifica la manera en que dicha categoría, empleada de manera forzosa, comenzó a tener presencia dentro de las regiones que no estaban totalmente comprometidas con alguno de los dos sistemas.

Es cierto que no se pueden apretar temas tan complejos y duraderos en un solo individuo, pero la coincidencia de las tres muertes en un solo año se presta para una reflexión en torno al fin del siglo veinte y el comienzo del veintiuno. En fin, son tres personajes cuyas muertes son un recordatorio de ese siglo veinte. Sus efectos siguen presentes en la actualidad y, aun así, ya para muchos ese periodo terminó hace tiempo. Para Hobsbwam fue en 1991, pero para un mexicano podría ser en el 2000, año en el que terminó la hegemonía priista en el país. Incluso el mismo historiador menciona con respecto a las fechas que solo se tratan de conveniencia y que únicamente se puede establecer el fin de un periodo hasta transcurrida una considerable cantidad de tiempo (Entrevista sobre el siglo XXI, 1999).

¿Cuándo comenzó el siglo veintiuno? Antes no eran pocos quienes sostenían que los ataques del 11 de septiembre del 2001 significaron el inicio del nuevo siglo. Una coincidencia que acomodaba la manera de contar los siglos en el calendario con un acontecimiento que abrió paso para el protagonismo de la seguridad nacional, los viajes internacionales y la guerra contra el terrorismo. No obstante, recientemente se ha planteado la pandemia de COVID-19 como el verdadero comienzo, pues, las sociedades del mundo tuvieron que realizar cambios importantes en sus estilos de vida, los gobiernos se vieron obligados a tomar medidas que causaron división entre sus ciudadanos y las economías sufrieron una seria caída. En este 2022 es todavía muy temprano para buscar el inicio de este nuevo periodo, aunque se dé como un hecho que ya comenzó. Por ahora, resulta interesante que coincidieran en el mismo año el supuesto fin de la pandemia (anunciado por distintos gobiernos) y los fallecimientos de personajes relevantes – sea cual sea la opinión que tenga de ellos- para entender el siglo veinte. Un recuerdo de que estamos en una nueva era.

***

El autor es Licenciado en historia y creador de “El pasado a color”. Es columnista en El Heraldo de México y Vértigo Político, es además colaborador en “El dedo en la llaga”.

@IgnacioAnay

Noticias relacionadas

Deja un comentario