Diario La Verdad
Image default
Opinión

Ya se supo… Sonora

… Que Alfonso Durazo le pega en las espinillas a “Alito”
… Que Onésimo Aguilera tiene efímero mandato
… Que Zaira Fernández gana en el río revuelto
… Que Gildardo Real pulsa buen ánimo hacia el PAN
… Que Jacobo Mendoza le da un portazo a jubilados
… Que Dolores del Río se equivoca con “datos duros”

****

… Que Alfonso Durazo, el Gobernador de Sonora, le dio un buen puntapié a Alejandro Moreno, “Alito”, jugando de local.

En su cancha, el Ejecutivo Estatal logró que el Tribunal Estatal Electoral, que preside Leopoldo González Allard, y que también integran Carmen Patricia Salazar Campillo y Vladimir Gómez Anduro, emitieran un fallo en contra de Onésimo Aguilera Burrrola, quien apenas disfrutaba ser electo dirigente del PRI en Sonora, y a aliada Iris Sánchez Chiu, y los destituyó.

Al ordenar, en una resolución que nadie esperaba, la reposición de la elección en el tricolor, claro que favorece a Zaira Fernández y a Pascual Soto, pero no quiere decir que sean los ganadores de la partida final.

Al ordenar la reposición del procedimiento le tocará, de nueva cuenta, a “Alito” ser quien tenga mano en la nueva elección interna y con mucha ventaja para imponer a quien quiera como dirigente del PRI.

Así ha sido siempre y que no debiera extrañar, pero que ahora hasta suena raro porque es la narrativa que ha vendido el grupo de poder local que ha sido desplazado en esta batalla por el poder de los despojos del tricolor en Sonora.

Claro que a Durazo eso es lo que menos le importa, pues el tricolor, partido que conoce muy bien en su dinámica interna, no representa nada de lo que debiera ser para ser al menos un pequeño contrapeso en su gestión de Gobierno.

No, a Durazo le gusta jugar en el contexto nacional y allá sí le ha sumado ahora al propinarle un buen puntapié, con el aval del árbitro electoral, a “Alito”, quien habrá que ver qué acciones toma en su contraataque.

****

En corto…

Alí Camacho, el Presidente del Partido Sonorense, el cual está en formación, está a punto de cumplir con el requisito de formación de las asambleas distritales: El fin de semana tuvo cierres numerosos en lo que fue la etapa de pre cierres de las asambleas en el Valle del Mayo, específicamente en Álamos y Benito Juárez. Por cierto, en el primero de ellos, alguien le puso varias piedritas en el camino. Algo así como un intento de boicot, pero que no prosperó. Traviesillos que no faltan.

****

En cortísimo…

Juan Antonio Ruibal Corella, uno de los notarios públicos más reconocidos en la entidad y con una vena cultural única, falleció en Hermosillo. Filántropo e integrante de una familia que le ha sumado a la prosperidad de la entidad, ahora descansa en paz. Solidaridad con su familia y amigos.

***

Daniel Núñez, exfuncionario en el Congreso del Estado y ex Consejero del IEE, también se nos ha adelantado: Falleció luego de enfrentar una atroz enfermedad que lo postró muy joven y le ganó la partida. La cantidad y tono de los comentarios sobre su deceso hablan del aprecio que cosechó. Descanse en paz.

****

Gildardo Real, el dirigente estatal del PAN, festejó el viernes su cumpleaños en una rumbosa reunión que tiene mucho simbolismo: Congregó a sus amigos y a sus aliados políticos y uno de los temas inevitables de la sobremesa fue la “grilla”. Ahí, más allá de las lecturas políticas, se pudo dar cuenta que el PAN empieza a “revivir”.

****

Jacobo Mendoza Ruiz, el diputado Presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales y exdirigente de Morena, le acaba de dar un portazo a los trabajadores jubilados del Ayuntamiento de Hermosillo que pedían Juicio Político a Toño Astiazarán. La decisión no sorprendió pues no traía sustento.

****

LA BAJA DELICTIVA 

Dolores del Río, la Secretaria de Seguridad Pública de Sonora, presumió el fin de semana, durante una gira que hizo al lado de Alfonso Durazo a Cajeme, que hay una tendencia a la baja en los delitos en general en esa ciudad.

Las estadísticas puede que así lo indiquen y pueden ser datos duros los que utiliza la funcionaria para sostener su dicho.

Pero alguien que vive ahí difícilmente lo creerá.

Y tampoco lo creerá quien, desde afuera, observa como esa ciudad tiene la segunda percepción de inseguridad más alta de todo México, sólo por detrás de Fresnillo, en Zacatecas, otra de las zonas de guerra de esta nación en estos momentos.

Dolores quizás se haya dado cuenta el sábado que el asunto no es de números, ni de estadísticas, ni de dichos de funcionarios sobre un problema tan delicado, sino de hechos… y percepción.

Cambiar la percepción no es fácil, pues se ha construido a lo largo de muchos años algo que ahora se quiere desmontar.

Quizás lo primero debería ser que platique con los comunicadores locales, los escuche y palpe su sentir.

Y que luego haga lo mismo con los ciudadanos, organizados y no, para conocer su miedo y su esperanza real sobre el tema.

Ahí les podrá preguntar si salir a decir que los “datos duros”, sus datos, son la ruta correcta para construir un ambiente de confianza autoridad-ciudadanos.

Los antecedentes exitosos del tema indican que no.

****

Noticias relacionadas

Deja un comentario