Diario La Verdad
Image default
Opinión Principal

Historia de Domingo

Los desiguales

Por Raúl Ruiz
Los chinos, con su cultura milenaria, acaban de poner sobre la mesa un tema que tiene mucho que ver con Sonora.

El Presidente chino Xi Jinping acaba de expresar su preocupación por la creciente desigualdad social.

Esto es una paradoja en un país que se dice comunista, un sistema económico, social y político que, en teoría, tiene como base la igualdad social.

Xi Jinping, un gobernante reformador que ha insertado de manera asombrosa a China en el mundo, al punto de convertirlo en la segunda potencia global, solo por detrás de Estados Unidos, ha lanzado una proclama el jueves pasado.

Ante los dirigentes del poderoso Partido Comunista Chino ha advertido que la siguiente etapa del desarrollo chino debe tener como fundamento la “Prosperidad Común”.

El llamado se da justo cuando los propios indicadores chinos e internacionales muestran que, por primera vez, la cantidad de ricos chinos ha superado a la cantidad de ricos estadunidenses.

Eso ha encendido la alerta porque cuestiona los fundamentos del comunismo que se planteó desde sus orígenes la necesidad de impulsar un mundo más igualitario, más próspero y más libre.

Y sí: Los chinos han logrado ser más prósperos y más libres… pero sólo para unos cuantos.

El impresionante desarrollo económico ha hecho crecer la economía y sacado de la pobreza a millones de chinos, pero también ha generado, sobre todo por el avance de la industria tecnológica, una clase social privilegiada que ahora se codea con los archimillonarios del mundo.

Y todo esto de la “Prosperidad Común” que se ha planteado el Presidente Chino, tiene que ver mucho con Sonora, porque parte de la misma preocupación.

El desarrollo social y económico de la entidad se ha concentrado solo en unas cuantas familias.

Sonora, y ahí están los indicadores, se ha convertido en tierra de unos cuantos.

Por eso resulta asertivo la proclama, que como eslogan, ha lanzado Alfonso Durazo, el nuevo Gobernador de Sonora, al decir que Sonora debe convertirse en “Tierra de Oportunidades”.

El detalle es que la proclama, como ocurrió con la Guerra de Independencia que ahora celebramos, tiene que ir acompañada de los ‘cómos’

No basta con aspirar a las cosas y tener las mejores intenciones, sino que es necesario ofrecer una ruta viable que lleve a atacar la raíz de la desigualdad y acotar que los bolsillos de unos cuantos se sigan hinchando y que las de la mayoría sigan tan vacías como hasta ahora.

Por lo pronto las intenciones del Gobernador son buenas.

Claro, habrá que ver si está de acuerdo con la drasticidad china, cuyo jefe máximo ha advertido que los ricos deben compartir más lo ganado, como una manera de redistribuir la utilidad obtenida.

Por eso, la preocupación China, esa de la “Prosperidad Común” es también muy de Sonora.

La pregunta es ¿Cuál es la mejor fórmula para que eso sea efectivo?

Noticias relacionadas

Deja un comentario