Diario La Verdad
Image default
Opinión

Archivo Confidencial | ¿Qué sigue para los partidos políticos en Sonora? 

Por ARMANDO VÁSQUEZ A. 

***

Luego de septiembre habrá elecciones internas en algunos partidos políticos de Sonora como el PRI y el PAN. De hecho, las aguas ya se están moviendo.

Sin embargo, fuera de ello, todos los institutos políticos deberán tomarse en serio su papel como organización y guía política de la ciudadanía pues no contamos los mexicanos con otra herramienta que nos permita lograr la elección de los hombres y mujeres responsables de tomar las decisiones de mejora de este país.

Analicemos esto:  

1.- Los partidos debe preponderar la existencia del área encargada del reclutamiento de nuevos integrantes que debería ser una constante allende movimientos electorales, e incluso, de cambios en su mesa directiva. Es decir, quienes manejen dicho departamento deben cumplir con una serie de requisitos como el hecho de no buscar un cargo de elección popular y contar con una permanencia mínima de diez años en ese puesto, por citar dos ejemplos.

Y claro, conformar toda una estructura para que nunca se pierda el objetivo fundamental.

Conforme al padrón del INE, en Sonora el PAN cuenta con 7,710 miembros, el PRI: 7,252; PRD: 3,823; PT: 17, 611; PVEM: 10,848; MC: 5,013 y Morena: 5,701. Es decir, las cifras de pertenencia decrecieron a un año atrás. https://bit.ly/3CJfaB8

En otras palabras, la importancia del reclutamiento se rebajó.

Recordemos: 

Hace más de 25 años el PAN, por ejemplo, contaba con un protocolo de ingreso en el cual se hacía toda una ceremonia en la que incluso se hacía un festín al que se invitaba a los familiares de los futuros panistas que ingresaban con orgullo de pertenencia. Bien motivados. Había todo un proceso que desapareció por la conformación de grupos que pensaban –y piensan actualmente–, en favor de sus intereses más que en los de la organización.

En el PRI, los papás acercaban a sus hijos, la familia acercaba al resto y los inducían a integrarse y formar parte de una congregación que se convertía en fuerza generacional, pero, otra vez, los intereses grupales dieron al traste con las diferentes banderas que llegó a unir a los priistas bajo una misma batuta.

Lo mismo ocurrió en los otros partidos que atravesaron por el proceso de pleitos y desavenencias internas que a la fecha, no les permite pensar en engrosar sus filas con jóvenes menores de 18 años. Este esquema debería manejar la capacitación en todos los órdenes como una prepa para ingresar al partido que les convenza.

2.- Ser oposición propositiva.

Quienes encabecen cualquier partido, diferente a Morena que estará en el poder en Sonora, debe modificar su política y convertirse en una oposición propositiva por el bien de la sociedad.

No he visto, por ejemplo, que exista un buzón para que cualquier integrante o ciudadano canalice una iniciativa de ley. Incluso, debería existir un ABC sobre cómo desarrollarlas o bien, un cuerpo de especialistas que las desarrollen con apoyo del proponente.

Tampoco he visto herramientas motivacionales en su interior pues ya no existen ceremonias mediante las cuales se entreguen reconocimientos a los elementos con mayor pertenencia o bien, que cuente con los méritos suficientes –los que sean–, para hacerse acreedor a una distinción.

Claro, la voz crítica contra el gobierno siempre existirá de manera natural, pero no es el tema en cuestión.

3.- Capacitación y conformación de los cuadros de donde saldrán los futuros candidatos.

Esto debe hacerse desde buen tiempo atrás, uno o dos años antes del período electoral. Quien quiera ser candidato deberá cumplir con una currícula, vía cursos organizados por el mismo partido, en los cuales se incrementen los conocimientos propios del cargo al que aspiran, políticas públicas, historia, etcétera, con lo cual se removería el famoso y perjudicial dedazo. Y es que llega cada impreparado que la ciudadanía paga los platos rotos.

Los abogados del diablo van a decir que no se puede, por esto y por aquello, que los tiempos, la constitución, las leyes electorales. Puede ser un convenio o arreglo interno, pues.

4.- Manejo de la tecnología.

Se intentó conformar un partido político cuya relevancia consistía en que sus luchas, pertenencia y promociones se realizarían exclusivamente a través de internet. Lástima que no les dieron el registro. Pero la idea es buena.

Si ya vimos la importancia de la tecnología, este renglón debe de ampliarse y no utilizarse exclusivamente para campañas negras en período electoral. Hay un mundo de trabajo que desarrollar en este aspecto.

5.- Los partidos políticos deben buscar conformar sus propios sistemas ad hoc a Sonora, y si bien es cierto que su pertenencia como partidos nacionales les obligan a tomar las directrices emanadas de allá, también lo es que en materia de crecimiento en el Estado se pueden desarrollar procesos propios para lo cual deberán ajustar sus estatutos y demás documentos que les dan vida. Tienen pues, que abrir ventanas de sobrevivencia.

Cada Estado de este país es diferente. No se puede tratar a todos por igual en todo, como actualmente es la costumbre. Es un tema muy amplio, pero necesario en su conformación. El tema es reorganización, más que refundación; actualización global, más que reiniciar al partido; conformarse en organizaciones atractivas y dejar de ser como actualmente son.  Claro, faltan otros aspectos que trataremos más delante.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

***

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter:@Archivoconfiden

Facebook: https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Noticias relacionadas

Deja un comentario