Diario La Verdad
Image default
Opinión

Reflexiones de Vida | La disciplina conlleva a la formación de responsabilidad

Por SANDRA RUIZ

***

Aun cuando los seres humanos somos seres de hábitos, y, el tenerlos no necesariamente significa que sean buenos de hecho podríamos decir que son más los malos hábitos que los buenos, ya sean alimenticios, de descanso, de estudio etc.  Claro está que estos hábitos tienen mucho que ver con el tipo de crianza que tenemos o que brindamos en el hogar sobre todo hablando de niños.

En estos modelos de crianza no cuidamos generalmente el aspecto muy importante como lo es la disciplina. Muchas veces pretendemos que nuestros hijos hagan las tareas que les corresponda, pero al no poner un orden, un horario unas características del trabajo, un señalar apropiadamente los beneficios o los castigos si no se realizan en tiempo y forma o de manera apropiada, y el dejar libres todos estos detalles, no solo no logramos que las tareas se realicen sino que se realicen fuera de tiempo, sin las características correctas etc., por ello la definición de disciplina se refiere a una manera coordinada, ordenada y sistemática de hacer las cosas. La disciplina tiene que ver con la enseñanza de dicho método o dicha forma, con labor de enseñanza o de organización con la finalidad de conseguir más rápido y de la mejor manera.

La disciplina es un entrenamiento que desarrolla autocontrol, carácter, orden y eficiencia. La disciplina incluye tantos castigos como recompensas. Cuando disciplina a sus hijos, está enseñándoles cuál es el comportamiento y cuál no es un buen comportamiento. La disciplina es importante para proteger a los niños de daños.

La disciplina es una forma práctica y efectiva de educar, de enseñar conductas y hábitos correctos dentro de los valores establecidos en el hogar, en la escuela y en la comunidad. La disciplina debe estar basad en el ejemplo, y los padres y madres ser consecuentes con lo que dicen o hacen.

Cuando estamos educando a los niños, generalmente no tenemos cuidado de establecer reglas concretas, de establecer procedimientos, de establecer horarios, tareas específicas para cada cual, y sobre todo actividades que teníamos que hacer todos en la casa, y les digo que cometemos el error de no repartir equitativamente los quehaceres del hogar y las tareas que corresponden y generalmente se cargan siempre para un solo lado y justificamos lo que no hacemos.

No entendemos que la importancia de la disciplina no solo se refiere a que los niños hagan las tareas de casa, no solo es cumplir con las tareas, es formarlos como seres humanos, responsables, ordenados, orientados a resolver problemas y solucionar conflictos, a respetar sus horarios, a tener claro lo que tienen que hacer y como lo deben de hacer, a tener clarísimo que el no cumplir con una tarea en tiempo y forma, les traerá por supuesto consecuencias negativas así como cumplirlas les trae consecuencias positivas.

Es muy necesario empezar a fomentar en los hijos el cumplir con sus responsabilidades, porque ello significara que cuando sean adultos, que cuando tengan la responsabilidad de tomar en sus manos su vida tendrán herramientas suficientes y necesarias para resolver problemas y lograr sus sueños y sus metas.

Es muy necesario empezar a educar hijos, para que sobrevivan en su adultez no a resolverles la vida. Es urgente que cambiemos el método de crianza, porque ese método que estamos practicando en lo general, no tenemos contemplado educar para ser responsables y eso es muy lamentable. Mientras sigamos sobreprotegiendo a los hijos, alimentándolos, vistiéndolos y entregándoles lo que necesitan y hasta lo que no necesitan, dándoles todo como si nuestra vida estuviera asegurada y nunca tendrán ellos la necesidad de valerse por sí mismos.

Es necesario voltear un poquito atrás y reflexionar que tipos de hijos están criando, que herramientas les están fomentando y si realmente se las están fomentando, o solo les están enseñando que todo se lo merecen y que los padres están ahí para resolverles la vida. Hay que cambiar el método, o cuando menos hay que valorarlo y modificar lo que se deba modificar.

Porque es importantísimo que formemos hijos responsables, para que el día de mañana sean unos verdaderos adultos, responsables y sobre todo exitosos.

Por eso es necesario reflexionar si realmente estamos implementando la disciplina en todos sus términos.

***

La autora es Lic. En Psicología por la UNAM; Lic. En Derecho por la Unison.

Contacto:

Facebook: https://www.facebook.com/SANDRA RUIZ

Twitter: https://twitter.com/@RUIZCAST

Correo: slrc2206@hotmail.com

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario