Diario La Verdad
Image default
Opinión

Archivo Confidencial | ¿Qué va a pasar con el PRI? 

Por ARMANDO VÁSQUEZ A.

***

Hay tres corrientes, las más fuertes, que se manejan al interior del Revolucionario Institucional, con diferentes pensamientos:

1.- Hay quienes piden que renuncie por decencia a la dirigencia nacional, Alito Moreno recordando que perdió ocho gubernaturas, igual que en su tiempo ocurrió con Manlio Fabio Beltrones quien presentó su renuncia demostrando con ello un sello de vergüenza y dignidad. https://bit.ly/3jnT0xf

2.- Otros hablan de la refundación, convocatoria a una asamblea nacional y redirigir al partido como lo hizo Pepechón, José Encarnación Alfaro –de Ciudad Obregón con residencia en Hermosillo–, bajo la bandera del denominado Movimiento Líder. Hay que recordar que este personaje fue secretario de organización dentro del PRI nacional. https://bit.ly/3h2Tk2N

3.- A su vez hay aquellos otros que piensan fundar con la militancia priísta, partidos estatales. Aquellos que cuentan con militancia suficiente cuyos liderazgos trabajan en este apartado:

Durango con sus 27,500 militantes, CDMX 38,300, Sinaloa, 47, 600; Guerrero 52,000, Michoacán, 57 mil, Zacatecas 63,500, Campeche, 72,000, Nuevo León 72,500 y Estado de México, con 400 mil.

Según la página del mismo PRI nacional se cuentan con un millón de militantes (+-), –de los seis millones que llegó a presumir hará cosa de diez años–, y que ahora vemos quedó reducido en muy pocos agremiados: Baja California cuenta con 800, Quintana Roo con tres mil 200, Morelos con tres mil 800.

Entre cuatro y cinco mil militantes activos se encuentran: Aguascalientes, Baja California, Jalisco, Sonora, Tabasco y Oaxaca, Entre diez mil y 15 mil: Colima, Hidalgo, Chihuahua, Nayarit, Querétaro, Tlaxcala y Veracruz. Entre 15 mil y 20 mil: Coahuila, Chiapas, Guanajuato, Puebla, Tamaulipas. Entre 20 y 25 mil: San Luis Potosí y Yucatán.

Esto lo puede checar en este link: https://bit.ly/3qxodzy

He leído las diferentes FODAs que han hecho tanto los dirigentes actuales, así como analistas políticos y representantes de las cámaras de diputados y senadores priístas La verdad es que son, en su mayoría meras especulaciones de lo que fue pues preponderan las debilidades sobre las áreas de oportunidad.

En otras palabras llaneras: no tienen ni pinchi idea de qué hacer para mejorar a ese instituto político, que como diría Pepechón, requiere de una de asamblea nacional para que surjan las ideas pertinentes, pero todos sabemos que en esas reuniones lo que origina es que unos cuántos definen lo que debe de hacerse y la enorme masa, conformada en grupos que son dirigidas por un padrino o patriarca, obedecen quedando todo en meros buenos deseos y favoreciendo a unos cuántos.

Es entendible, toda vez que la rueda de los cambios, en este tipo de organizaciones que no dejan de ser enormes, suele girar sumamente lento conforme a los escenarios que se presentan. Les alcanza y ganan los tiempos, pues. Y el desgaste sigue.

Hace 25 años se manejó la idea de cambiarle de nombre y hacer a un lado su logotipo –apoderado de los tres colores de la bandera–, y rediseñar los procesos de elección, los cuales se llevaron a cabo en su momento, pero se contaminaron al paso de los años y no sirvió de gran cosa. Se regreso a lo de siempre: centralismo mata todo.

Es imposible que un conjunto de hombres al frente del PRI –ahora se menciona a Osorio Chong para dirigirlo–, puedan solventar y hacer florecer al Revolucionario Institucional en la actualidad. Hay quienes mencionan que este instituto político no ha sabido ser oposición pues es una categoría que no tienen en su ADN y por lo mismo prevalece la soberbia por sobre las circunstancias que deberían impulsar.

Otros insisten en que “son los mismos” como una tendencia para justificar su desaparición y hay aquellos que saben que ganan más estando contra el mismo PRI que a su favor.

Este tipo de pensamientos actuales nos habla de un PRI –fundado el 4 de marzo de 1929, hace 92 años–, deje usted obsoleto, qué labora bajo mentiras o aspiraciones creídas por quienes le dirigen (algunos le llaman “gatopardismo”), o bien en base a simulaciones. Lo graves es que en el populo cuenta con una detente de un posible cambio real si se parte de la base de que, al mencionar PRI, ¿qué es lo primero que le viene a la mente?

Exacto: Corrupción, gandallismo, padrinazgo político, clientelismo como herramienta de control y sostenimiento de los “votos duros” a sostener y ante todo, dispersión de una idea, de una ideología, de una semblanza que los aglutine como priístas. La difuminación de las distintas corrientes al interior los llevó a un probado fracaso.

¿Dice PAN?: conservadores. ¿PRD?: luchadores sociales. ¿Morena?: Amlo, ¿PRI?: posiblemente buenos operadores políticos, pero nada más, no hay la esencia que caracterice a sus integrantes como una corriente que los una, pues no son ni agua, ni pescado. ¿Alguien conoce cual es el primer lineamiento de quienes integran este partido conforme a sus estatutos?

“Artículo 1. El Partido Revolucionario Institucional es un partido político nacional, popular, democrático, progresista e incluyente, comprometido con las causas de la sociedad; los intereses superiores de la Nación; los principios de la Revolución Mexicana y sus contenidos ideológicos, así como los derechos humanos plasmados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que se inscribe en la corriente socialdemócrata de los partidos políticos contemporáneos”. https://bit.ly/35WzK1N

¿En serio?

Por eso cuando escucho, leo y veo que buscan cambiar, lo primero que se me viene a la mente es el cómo. La cola que le cuelga al PRI es impresionante y difícil de desprenderse de ella. A menos que escojan como primer punto en la agenda de transformación el cambio a partidos estatales (el tercer punto del inicio de esta columna)  y conformarse en una federación de partidos. Allí sí, estaríamos hablando de una  estrategia muy interesante pero ello sería tema para otra columna.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

***

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter:@Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Noticias relacionadas

Deja un comentario