Diario La Verdad
Image default
Opinión

Archivo Confidencial | Se pueden morir si no los vacunan

Por ARMANDO VÁSQUEZ A.

***

Qué impresionante lo que ocurre en la Ciudad de México. Allá la gente se está realizando pruebas anti Covid para lo cual instalaron kioskos para quienes tomaron vacaciones y lo escalofriante es que el 50 por ciento de quienes se las realizan resultan positivas. https://bit.ly/3d2cSlV

El gobierno de Campeche fue foco natural de los periodistas al mantenerse en verde https://bit.ly/3wJaet5 y en su explicación de las causas por lo cual logran estar en dicho semáforo, mencionan acciones parecidas a las que se han tomado en Sonora que se encuentra en amarillo y cuyo último informe nos arrojó que aun así han fallecido al conteo del jueves por la noche 6 mil 54 personas muertas que si los convierte en hogares es una cifra espeluznante y más cuando vemos que son 70 mil 623 casos de contagios en total desde el inicio de la pandemia.

Las grandes ciudades como Hermosillo y Cajeme son las más afectada por ser las que cuentan con mayor número de población. Hay mil 287 casos pediátricos, es decir en niños, por favor.

Si bien es cierto que vemos en los medios la vacunación en adultos mayores –quienes sí se quieren vacunar, pero aun permea aquella suposición de que se insaculan y a los seis meses pueden fallecer, lo cual es falso–, hasta el pasado martes tenemos números oficiales de que se han vacunado a poco más de 160 mil adultos mayores y en el área de personal de salud casi 24 mil, lo que suma en conjunto poquito más del 60 por ciento en estos dos sectores.

Se encuentran en el inventario de vacunas más menos 130 mil dosis más que no tardan en insacularse en estos días. ¿Cuál es el problema?

En Sonora, según número oficiales, son poco más de 200 mil los adultos mayores de 60 años https://bit.ly/2PGc25K y que por alguna razón no han querido vacunarse, esperemos que sus hijos y nietos los convenzan, pero la reacción de esos más de cuarenta mil que faltan es que piensan que se van a morir.

Aquí es donde todos debemos incidir pues usted sabe que los rumores se propagan más rápido, razón por la cual, por ejemplo, en el caso de mi amá que presentó efectos secundarios –pies helados y un tanto de hinchazón reflejada en la cara, así como mucho sueño–, hubo que convencerla, primero de que eran efectos y segunda, se atendió con un médico quien le dotó de medicinas anti inflamatorias.

Consultamos su caso con especialistas quienes nos convencieron que esos efectos son producto de que la vacuna está funcionando y forman parte de la conformación de anticuerpos, lo cual es muy bueno.

Hubo otros más, el caso de amigas que presentaron dolor en todo el cuerpo, los ojos muy calientes, un poco de fiebre y que no podían levantar el brazo donde le aplicaron la vacuna y que si nos vamos a la explicación anterior pues sabemos que están generando anticuerpos.

Lo que si deben de vigilar es que la segunda dosis sea de la misma vacuna, para lo cual deben estar preparados y no perder el documento que se les entregó.

Es que mire usted, se han insaculado en Sonora con vacuna en su mayoría Pfizer (más de 128 mil), AztraZeneca que es la que se está implementando al día de hoy (poco más de 20 mil y quedan unas 60 mil), Sinovac (55 mil y aún existen una 20 mil en existencia) y de las Cansino, que llegaron 38 mil no se aplicó ninguna. No me pregunte la causa.

La distribución estuvo más o menos así: la insaculación con AztraZeneca correspondió a Hermosillo, al sur del estado la Pfizer (junto con otras regiones de Sonora) y al norte la Sinovac. La explicación de esto es que se van vacunando conforme las envía el gobierno federal.

Hubo la oportunidad de hacer un análisis del trato, organización, modus operandi y logística implementado en los 30 centros de vacunación que se realizan en Hermosillo y nos dimos cuenta que el más funcional, certero y capaz, es el que se desarrolla en el Cobach Norte o “Profesor Alfonso López Riesgo” donde el trato, así como todo el proceso –incluso, hasta la estadía en las aulas refrigeradas, fuera de los aditamentos de agua potables y entrega de cítricos–, se ha conformado en un modelo a seguir.

Tienen todo muy bien organizado y pueque sea un modelo a seguir, incluso en el país. Claro, sin menospreciar al resto.

Por lo menos, a quienes ingresan a ese espacio –Cobach norte–, se les explica por médicos especializados, a los viejitos, en salón de clases refrigerados, todos los efectos que les pudiera acarrear la vacuna y allí les aclaran todas sus dudas. Cómo debe de ser, si esto se lo hubieran dicho a mi amá, no andaríamos los hijos con el Jesús en la boca, como andábamos.

Pero, en fin, lo que es un hecho palpable es que debemos de llevarlos a que se vacunen pues el coronavirus no respeta nada y nadie queremos que se nos mueran nuestros padres o abuelos.

Por hoy es todo, le seguimos el lunes si Dios quiere.

***

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Noticias relacionadas

Deja un comentario