Diario La Verdad
Image default
Opinión

Archivo Confidencial | Por hoy, van algunas ideas

Por ARMANDO VÁSQUEZ A. 

HOY NO VAMOS a tratar temas grilleriles, pero si algunas ideas que ojalá tomen forma.

1.- NUESTROS FUNCIONARIOS Públicos de salud deberían pensar o delegar por el maremágnum de cosas que manejan, en desarrollar y heredar a las futuras generaciones un testimonio de las estrategias tomadas en esta pandemia para desarrollar estrategias en tiempo y forma.

Es decir, que se vaya escribiendo un libro que puede servir hasta de estudio para quienes cursan carreras relacionadas con la salud y establecer desde rutas críticas de comportamiento del virus hasta los primeros y últimos comportamientos de infectación. (¿Estará bien dicho?)

Por ejemplo, fue muy visto que en el caso de los municipios que están en la zona serrana quien infectó a la población fue la persona que atiende el changarro de la esquina pues, entre otras actividades, compra su producto en el gabacho y la afluencia es hacia dicho negocio.

También en ese compendio de información sería muy bueno analizar a Hermosillo como caso pues ello significa que como capital tenemos una idiosincrasia valemadrista y se debe actuar en consecuencia. Somos muy raros, aún no creemos que nos podemos contagiar.

2.- Para combatir el problema que significará la falta de internet en las casa y por supuesto de una computadora –pues no sé si puedan tomar clases los chamacos vía celular–,  es el momento de que se desvíen partidas como la entrega de uniformes (pues no creo que los vayan a usar) y se encaminen al cubrimiento de la necesidad para evitar el abandono de clases.

Debe haber un sistema que permita esto pues incluso ya hay empresas en Sonora que ofrecen el servicio de internet muy por debajo del precio que manejan Telmex o Cablevisión.

3.-Conocido es que el plasma de aquellos que padecieron Covid 19 puede servir para ayudar a enfermos, sin embargo los tres mil y pico de personas que la han librado no están abarrotando los centros de acopio de sangre.

¿Qué hacer?

Sería interesante si alguna fundación de esas poderosas que cuentan con capacidad económica suficiente, rifara un carro pequeño entre aquellos primeros mil donantes. Hay diferentes formas de desarrollar un sorteo cibernético.

Y es que da un no sé qué observar en redes como la gente solicita plasma para sus seres queridos e infectados.

4.- Otro producto que también busca mucho la gente es sangre para operaciones sobre todo, y la verdad es que no veo aquella caridad que antes nos caracterizaba.

Por ello y tenemos años insistiendo en que los alumnos universitarios deberían pagar una donación de sangre y que la institución se las haga válida por equis número de horas de servicio social.

Supe que hay reglamentos al respecto que dificultan esta iniciativa –y que pueden modificarse–, sobre todo ahora que estarán encerrados los estudiantes y que no desarrollarán su servicio social, sería bueno ponerle un ojo a esta idea.

Por cierto, hubo la oportunidad de platicar con Carlos Silva, el mero mero del Conalep y con Amón Moreno del Cecytes sobre este punto y existe el entusiasmo para desarrollar este proyecto, sobre todo en los muchachos que pasen los 18 años, es decir, del sexto semestre. Esperemos que funcione pues es muy necesario.

5.- Ahora que tanta gente ha muerto y que los cuerpos deben esperar hasta cinco días en el turno para ser cremados, –aparte del costo que va de entre cuatro a diez mil pesos–, me pregunto si no será necesario que el gobierno de cualquier orden cuente con un incinerador propio ubicado en el panteón de la manitas en el caso de Hermosillo.

Sabemos que primero Dios pasará esta pandemia y el incinerador puede ser utilizado para cremar restos por ejemplo de mascotas, perros callejeros y un sinfín más de utilidades como los desechos biológicos y amputaciones que se maneja en los hospitales así también se evitaría el uso de la fosa común en los panteones.

SI le rasca un poco verá que es factible encontrarle algunas aplicaciones necesarias aunque suene tétrico.

6.- Ahora que se está buscando que los colegios privados  bajen sus colegiaturas y en contraparte tengan exenciones fiscales, la lógica indica que deberán hacerlo hasta en un treinta por ciento que es el costo más o menos del mantenimiento de sus edificios.

Sin embargo, de lo que debería preocuparse gobierno es que no desaparezcan como ha ocurrido con tantas empresas de todo tipo.  Por esta razón lo ideal es impulsarlos pues representan, en el caso de Sonora algo así como el 17 por ciento del alumnado general.

Existe una federación de escuelas privadas que tiene, entre sus eternas luchas, que puedan acceder a créditos blandos de la federación tipo Pro Campo pues conocido es que no pueden los dueños de estos institutos acceder a un crédito bancario, ni poniendo como base de pago y aval las colegiaturas y las propiedades de la escuela.

Y si les prestan a créditos normales pero los dueños deben hipotecar sus casas para poder acceder a esos créditos caros.

Esa si sería un buen apoyo a este sector que siempre ha estado olvidado por quienes detentan el poder legislativo.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

***

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Noticias relacionadas

Deja un comentario