- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

Por JESÚS RAMÓN SÁNCHEZ CASTILLO

***

Resurrección de la virología abandonada en 1951/1952 por el premio Nobel John Franklin Enders

¿Será que el paradigma de la patología celular de Virchowd¹, que sostiene que toda enfermedad se pudiese explicar por medio de procesos patológicos en o cerca de las células, se sigue acreditando hoy y así permanecerá, por el deseo de los médicos sintomáticos?

Que tal estimados lectores con el placer de saludarles y tener la oportunidad de seguir compartiendo con ustedes, estos aprendizajes relacionados con el enfoque de un nuevo paradigma en el tratamiento en la recuperación de la salud.

Y continúa el Dr. Lanka. El contexto más amplio del desarrollo erróneo de la Biología y la Medicina, el dogma infundado de la llamada teoría celular, según la cual el cuerpo se desarrolla a partir de células y no de tejidos, ya ha sido tratado en diferentes publicaciones de la revista WissenschaftPlus desde 2014. En 1858 fue libremente inventada la teoría celular de la vida, la “patología celular”, base exclusiva hasta hoy de la Biología y la Medicina. Esta alega que todas las «enfermedades» provienen de una célula que se degenera creando un veneno (virus en latín) que «enferma». Dos puntos fundamentales fueron condición indispensable y base de la aceptación global actual de la patología celular, sobre la que se desarrollaron necesariamente las teorías de la «infección», del «cáncer», de los genes y del Sistema Inmune.

  1. A) La teoría celular solo pudo imponerse gracias a que Rudolf Virchow ocultó conocimientos cruciales sobre los tejidos. Los conocimientos ya existentes en 1858 acerca de la constitución, función e importancia central de los tejidos en el desarrollo y visibilidad de la vida refutaban en lo fundamental a la teoría de la célula y las teorías de ella derivadas del «cáncer», los genes y la inmunidad.
  2. B) Las teorías de la «infección» solo pudieron establecerse como un dogma global gracias a las políticas concretas y a la eugenesia del Tercer Reich. Antes de 1933 determinados científicos críticos se atrevían a contradecir estas teorías, pero después de 1933 fueron apartados. Cabe mencionar que tanto los expertos de uno y otro lado se encontraban mayoritariamente en Alemania por aquel entonces.

Para trabajar con “virus” y poder llevar a cabo pruebas aparentes de «infección», los “primeros virólogos» previos a la renuncia de la Virología en 1952 estaban obligados a licuar y filtrar los tejidos “enfermos” y descompuestos. El filtrado concentrado contenía (según se creía) el «veneno de la enfermedad», una toxina que era constantemente producida por las células «enfermas». Un “virus” era hasta 1952 un veneno patógeno en forma de una proteína que, como una enzima, de manera desconocida causaba un daño que desembocaba en una «enfermedad» y que podía propagarse. La idea de un virus tras 1953, año de la publicación de una supuesta sustancia genética en forma de hélice alfa, era una perniciosa sustancia genética envuelta en una capa de proteína. Entre 1952 y 1954 tuvo lugar un cambio de paradigma de cómo debía de imaginarse un virus.

Con los líquidos filtrados de órganos o fluidos descompuestos, que supuestamente contenían dichas proteínas y enzimas que representaban al virus, se llevaron a cabo “experimentos de infección” con animales. Los resultados debían demostrar que había un virus presente y que causaba la «enfermedad» que se le atribuía. Lo que nunca se mencionó públicamente es que los síntomas atribuidos al virus nunca pudieron replicarse en los experimentos con animales, solo se consiguieron síntomas “similares” que se equiparaban con las «enfermedades» humanas. Esto no puede considerarse como una comprobación científica, sino todo lo contrario.

Hasta la próxima.

***

El autor es Ingeniero Agrónomo por la UAS; Licenciado en Economía por la UAN; Licenciado en Comercio Internacional por El IPN. Con una certificación en Facilitador de procesos de cambio con PNL, por la ESPNL: una certificación internacional en Coaching con PNL, por la ESPNL; una certificación internacional en Hipnosis rápida, por la Escuela 360, de España.

Contacto:

Cel. 722 131 28 25. Facebook

Correo: sanchez.castillo03@gmail.com

- Anuncio -
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí