- Anuncio -
escuela 911
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos
anticipa header

El Presidente de México regresó a la presa Bicentenario con los guarijíos a los que prometió saldar cuentas con obras

Por Miriam Millán

SAN BERNARDO, Álamos, Son.-
Luego de más de diez años de construcción quedó ayer inaugurada la presa Bicentenario o “Los Pilares” por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien en alusión a su lema “Primero los Pobres” prometió a la etnia Guarijía saldar cuentas pendientes con obras y programas institucionales.

“Los Pilares” bautizada también ayer como la presa “Encantada” por la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano alcanzó una inversión final de 2 mil 187 millones de pesos aportados por la Federación.

El evento efectuado a un costado de la cortina del vertedor de la obra hidráulica se dio en medio de férreas medidas de restricción de asistencia dado las circunstancias de contagios por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Pese a ello en las cercanías de la ceremonia hubo algunos grupos de indígenas guarijíos y mayos inconformes, pues aseguraron no habérseles cumplido las promesas hechas por los gobiernos federal y estatal, a cambio de cederles los territorios que forman parte del cauce de la derivadora.

López Obrador arribó a la zona de presa alrededor de las 15:30 horas en un adelanto de media hora al programa oficial que originalmente estaba contemplado a las 17:30.

Quienes lo acompañaron fueron la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, la directora nacional de la Conagua, Blanca Jiménez Cisneros, el director del INPI, Adelfo Regino Montes, y como anfitrión del municipio el alcalde Víctor Manuel Balderrama Cárdenas.

En el presídium formal estuvieron siete gobernadores de la etnia de los guarijíos, ninguno de los cuales tomó la palabra para dirigirse al Presidente de la República.

A petición del mismo Presidente, un indígena Guarijío identificado como “Héctor” tomó la palabra en el pódium y enfático recordó a los mandatarios federal y estatal los compromisos de obras y programas pendientes en Educación, Vivienda y Salud con medicamentos y doctores.

“PRIMERO LOS POBRES”

En medio de un intenso calor y evidentemente sofocado a ratos, el presidente Andrés Manuel López Obrador recalcó la trascendencia de terminación de la presa Bicentenario o “Los Pilares” pues ni en ésta ni en otra obra se vale malgastar presupuesto, menos cuando había tanto invertido.

Su administración aplicó los 800 millones de pesos que hacían falta para concluirla, precisó, pues ya estaban invertidos poco más de mil 300 millones dando un global de 2 mil 187 millones de pesos.

“No hay que olvidar nunca que el presupuesto es dinero del pueblo, es de todos, se hacía creer que era del gobierno, no, los funcionarios somos simples administradores, por eso tenemos que cuidarlo, que no haya derroche, que no se malgaste”, aseveró.

Destacó que las obras públicas como esta presa son también propiedad de todos, sin embargo al ser el hábitat de los indígenas guarijíos existe un fuerte compromiso por dejar al gobierno terminarla.

“Agradezco que hayan permitido terminar la obra que es para beneficio de otros, guarijíos, mayos, de otros hermanos”, señaló, “y por el servicio que ustedes están aportando también se van a cumplir con todos los acuerdos para que haya programas de bienestar en sus comunidades”.

Su Gobierno es del pueblo, para el pueblo y con el pueblo, sentenció, para atender a ricos y pobres de todas las religiones y culturas, decidido a atender primero a los más humildes, a que haya igualdad.

Blanca Jiménez Cisneros, directora nacional de Conagua, especificó que la presa Bicentenario, de vertedor libre, tiene una capacidad de almacenamiento de 489 millones de metros cúbicos, con capacidad de desfogue de 5 mil 191 metros cúbicos por segundo.

Significa protección de inundaciones de aguas para 279 mil sonorenses, abundó, una cobertura a extensión de 50 mil hectáreas y beneficio directo a habitantes de 1,477 comunidades indígenas que podrán desarrollar actividades como la pesca, acuacultura y posible turismo.

***

Una visita hermética y sofocante

Desde la restricción a cobertura a la prensa, hasta dejar fuera a políticos y funcionarios fue lo que permeó en el evento en “Los Pilares”

Por Miriam Millán

SAN BERNARDO, Älamos, Son.-
Hermetismo, descontrol por un adelanto sorpresivo al programa y fuertes restricciones como la cobertura a la prensa estatal y regional e incluso dejando fuera a políticos e indígenas fue lo que permeó ayer en la visita del Presidente a la presa “Los Pilares”.

En medio de un sofocante calor que superó los 43 grados centígrados, el acceso al sitio del evento oficial estuvo muy controlado en respeto se dijo a los protocolos de prevención a contagios del coronavirus Covid-19 que afecta al país.

Solo un reducido número de invitados especiales, unos cincuenta, avalados por el equipo de Avanzada y Seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, lograron pasar los dos filtros de control instalados para llegar al escenario a un costado de la cortina de la presa.

Comunicadores de medios estatales y regionales incluidos fotógrafos no pudieron ingresar a la zona del evento, mientras que de los alcaldes del Sur solo tuvo acreditación por ser el anfitrión Víctor Manuel Balderrama Cárdenas.

A políticos como el alcalde de Etchojoa, Judas Tadeo Mendívil Valenzuela, y la diputada federal por Morena, Hildelisa González Morales, tampoco les fue permitido el paso en el segundo retén de seguridad.

Funcionarios municipales y regidores de los ayuntamientos de Navojoa y Etchojoa tuvieron que esperar parados bajo el sol a la salida y entrada de López Obradora para verlo un instante cruzar en el vehículo oficial.

Un grupo de indígenas mayos de Masiaca y otros guarijíos no pudieron entregar documentos de peticiones al mandatario nacional, lo cual causó molestia y desánimo.

A diferencia de octubre pasado cuando López Obrador estuvo en esta comunidad aledaña a la presa en esta ocasión no hubo abrazos, saludos de mano ni porras durante y al término del programa.

El Presidente lució agobiado a ratos por el intenso calor, sudoroso, no utilizó cubrebocas pero guardó precaución saludando con reverencias a los gobernadores guarijíos que lo acompañaron en el presídium.

Bien protegidos con cubrebocas, sin quitárselo en ningún momento, estuvieron la gobernadora Pavlovich Arellano y el alcalde de Álamos, Víctor Manuel Balderrama, a diferencia de los funcionarios federales que no usaron.

En vísperas de la visita de López Obrador el Centro del INAH Sonora había suspendido el martes el funcionamiento de la presa “Los Pilares” colocando incluso sello oficial, decisión que tras un acuerdo se dio reversa por la noche.

Inauguración de la presa Bicentenario Los Pilares, desde #Álamos—Andrés Manuel López Obrador Claudia Pavlovich Arellano

Posted by La Verdad on Wednesday, August 5, 2020

—GALERÍA:

 

 

- Anuncio -
escuela 911
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos
anticipa header

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí