- Anuncio -
escuela 911
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

Por RAÚL RUIZ

El título va a decepcionar a muchos.

Y confundirá a otros tantos.

Es que no vamos a hablar de la “Cuarta Transformación”, o sea la “4T”, sino de “Las 4 T”.

Y son las “4T” del cardiólogo Valentín Fuster Carulla, una eminencia en el estudio del corazón y, más recientemente, en la exploración del cerebro.

Valentín es un personaje singular:

Posee el grado nobiliario de Marqués en España, el tercero más importante en los títulos sociales de esa especie en ese país, sólo después de quienes poseen el de “Grandeza de España” o son “Duques”.

Pero a este español que comparte su tiempo y labor entre Estados Unidos y el país ibérico eso de los títulos nobiliarios poco le importan.

Ahora, con motivo de la pandemia del Coronavirus ha solicitado que regresemos a lo básico, en todos los campos, y aprovechemos la coyuntura para recuperar la calidad de vida.

Experto en el corazón, ha acuñado una frase que dibuja la importancia de ese órgano, pero su inevitable conexión con el cerebro.

“El corazón nos da la vida, el cerebro calidad de vida”, sostiene el estudioso que, a estas alturas de la vida y luego de conocer con apasionamiento a los dos órganos dice que si estudiara de nuevo elegiría estudiar al cerebro más que al corazón.

Pero mientras eso ocurre ha diseñado Cuatro Mandamientos para hablar del “Yo Interno” y otros cuatro más para definir al “Yo Externo”.

Son los siguientes:

LAS CUATRO T

Estas se refieren a nuestro “Yo Interno”, a cómo debo ser para ser mejor persona:

1.- Tiempo de reflexión: Sugiere darnos 15 minutos diarios para pensar sobre las cosas prioritarias y trascendentes de nuestras vidas.

2.- Talento: Ser capaces de identificar para lo que somos buenos y no extraviarnos en el intento.

3.- Transmitir positividad: Siempre ver el lado posible o positivo de las cosas, no el negativo, y eso multiplicará un ambiente que llevará a mejores resultados.

4.- Tutoría: Debemos, afirma Valentín, ser capaces de ayudar, dirigir, guiar, o enseñar a otras personas y para ello les debemos transmitir conocimientos.

LAS CUATRO A:

Estas tienen que ver con mi “Yo Externo”, como me exteriorizó y comparto ante los demás:

1.- Actitud Positiva: Hay muchos estudios que confirman que una buena actitud ante la vida y los demás genera condiciones para más desarrollo y prosperidad.

2.- Aceptar quién eres: En resumen esto se refiere a dejar de ver a los demás y reconocernos a nosotros mismos y aceptarnos.

3.- Autenticidad: La recomendación de Fuster es que seamos siempre la misma persona, no importa el lugar o las personas con las que nos relacionemos.

4.- Altruismo: Basado en los estudios que confirman que las personas crecen más cuando ayudan que cuando reciben, establece que debemos siempre estar buscando la oportunidad de ayudar a alguien.

Ahora que la pandemia nos inunda y agobia, Valentín ha tratado de enviar un mensaje de solidaridad, pero sobre todo de colaboración con sus visiones de la salud y el mundo, y ha concluido que requerimos volver a lo básico.

Y médico como es, dice que la base, por ejemplo, de la buena salud, es la prevención de las enfermedades lo cual lleva a una vida más saludable.

Por eso, ahora una nueva preocupación ha cursado toda su materia de estudio: Lograr mejor calidad de vida.

Por eso, desde el 2016 escribió un libro en coautoría con Joseph Corbella, que tituló “La Ciencia de la Larga Vida” en donde aseguraba que, mediante sencillas prácticas o ejercicios, es posible retrasar el envejecimiento.

“… Lo que sí puede hacer, y en este libro da prueba de ello, es ayudarnos a ralentizar, frenar incluso, nuestro envejecimiento, incorporando a nuestra vida ejercicios, rutinas y actividades, físicas y mentales, que retrasen al máximo desde los cambios más superficiales, las arrugas, por ejemplo, hasta los celulares y neuronales…”, prometían los autores en su prólogo.

Este personaje, quien ya se hizo acreedor al “Premio Príncipe de Asturias en la Categoría “Camino Real”, cada vez que puede recuerda unas frases que leyó cuando recibió ese Galardón:

“… Nunca es tarde para que despertemos”.

Sin duda, una frase que ni mandada a hacer en estos tiempos en que se hace necesario que despertemos regresando a lo que somos, a lo básico.

****


“… En lugar de prolongar la vida que me hablen de cómo mejorarla. Lo importante es la calidad de vida. Cuando sepa qué se puede tener a los 120 años diré, adelante… Hoy las edades longevas se están prolongado a un costo demasiado alto…”
MARQUÉS VALENTÍN FUSTER
CARDIÓLOGO

 

- Anuncio -
escuela 911
Este espacio puede ser tuyo
Este espacio pueder ser tuyo 2
Carga Gasolina
Lunes de ahorro
Dr. Sergio Humberto
El general restaurant bar
promocionar clinica
analisis clinicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí