Redacción/LA VERDAD
Arizona.-
En un accidente laboral, perdió la vida una joven promesa del béisbol.

Francisco Javier Sarabia Moroyoqui dejo de existir en un accidente de trabajo  en la Ciudad de Tucson, Arizona del vecino país Estados Unidos, donde  había comenzado a laborar el día lunes de esta semana.

Debido a que se vio en la necesidad de emigrar hacia ese país, para laborar buscando mejores condiciones económicas  para recibir en el mes de  junio a su primera hija.

El talentoso joven beisbolista, es perteneciente a una  familia apasionada por el  béisbol, hijo de Francisco Javier “Pecas” vecino de la colonia el Pueblo Viejo.

Descanse en paz Francisco Javier Sarabia Moroyoqui, quien deja a su esposa Estephanie Yruzum con quien contrajo matrimonio en noviembre del año pasado y quién está en la espera del nacimiento de su primogénita que nacerá en junio y a quien ilusionaba conocer.

El béisbol está de luto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here